Suicido... y la verdadera solución


Hablar de este tema es difícil, complicado... pero a la vez, necesario. Definitivamente, TU VIDA IMPORTA MUCHO.

Este tema ha llamado últimamente mi interés por varias razones:

--El suicidio de Chester Bennington
--La nueva película de Aguas Vivientes, que trata de este tema.
--El deseo de morir de Sinead O´Connor

Pero existe otra razón en especial por la que he pensado en este tema...

Hace unos pocos años, trabajé en Supermercados SantaFé, empresa que prácticamente está en la total quiebra hoy día. Estuve ahí dos años y medio. Me ausenté seis meses cuando luché contra el cáncer.

Gracias a que trabajé ahí, conocí a mucha gente de la colonia Cañadas, que queda cerca de mi casa. Una de esas personas es Isaac.

Isacc era un joven de veintitantos años, moreno, bien parecido, pero algo bobo. Él creía que no había Dios, y que por el BigBang y la evolución llegó el universo y la vida a la Tierra.

Poco a poco, Isaac me escuchaba más y más, y vio algunos de los materiales que le recomendé, como Evolución contra Dios, el cual, me dijo, lo había hecho reflexionar mucho.

Isaac me contó que él antes era más guapo, pero que se "afeó" y quedó un poco panzón, por lo cual las mujeres comenzaron a rechazarlo (tuvo varios encuentros sexuales desde muy joven). Se creía muy macho, pero era obvio que necesitaba amor de verdad de todos lados: de su familia, de amigos, de cristianos... Supuestamente, su padre tenía dinero, pero que lo tenía "castigado", viviendo con su madre en la pobreza.

Pasó un tiempo, e Isaac fue despedido del supermercado. Supuestamente, llegó borracho a trabajar. No era cierto.

Al poco tiempo llegó él conmigo, a mi trabajo, y me dijo que había intentado suicidarse, tomando varias pastillas, pero su hermana lo salvó.

Yo le dije algunas palabras de ánimo. Que Dios lo amaba y que valía la pena vivir. Entonces le di un abrazo.

"Esto me dio sentimiento esto", dijo. En sus ojos se vieron sus ganas de llorar, pero se aguantó.

Me dio un papelito con su Facebook y celular, ¡pero lo perdí!

Desde entonces lo he buscado, preguntando por él, pero nadie me ha dado razón de Isaac. Oro a Dios que él siga viviendo, y que Dios llegara a su vida.




AYUDA PARA EL SUICIDA

Te presento algunas recomendaciones del equipo que creó el manga cristiano RiskRide [“Paseo de Riesgo”] por si te encuentras a alguna persona que esté considerando el suicidio:

Antes de la intervención debes encontrar lugares de consultas en tu área. Pregunta a la oficina de salud pública, al departamento de policía, a los consejeros, a las iglesias o a los hospitales. ¿Existe una línea directa nacional o local de suicidio? Si se llama al número, ¿te atiende una persona? A menudo, estas líneas telefónicas son inundadas y alguien sólo puede obtener una señal de ocupado.

FLUJO DE INTERVENCIÓN BÁSICA:
1. CREA CONFIANZA
--Ayuda a las personas a abrirse y a compartir sus verdaderos sentimientos.

2. EVALÚA EL NIVEL DE PELIGRO
--Aunque es posible que no podamos cuantificar la intención de morir de una persona, podemos obtener una idea amplia si la persona tiene un riesgo alto, moderado o bajo.

3. DAR MEJORES OPCIONES
--Ayúdales a descubrir nuevas ideas y recursos para protegerse.

Ahora veamos más de cerca cómo hacer cada uno de estos pasos.

1. CREA CONFIANZA
--Queremos que la gente se sienta aceptada y lo suficientemente segura como para abrir sus corazones.
--Tómate el tiempo necesario para discutir las siete preguntas de la Tarjeta Paseo de Riesgo. Después de leer juntos el manga, haz las siguientes preguntas:

1. ¿Cuál es la parte más memorable de esta historia para ti? ¿Por qué?
2. ¿Qué aprecias sobre la amistad de Kenji y Shin?
3. ¿Por qué crees que Kenji quería morir?
4. La campana de la historia puede ser vista como simbólica. ¿Qué simboliza para ti?
5. ¿Qué cambio observas particularmente en Kenji al final?
6. ¿Te identificas con alguno de los sentimientos de Kenji?
7. ¿Deseas tener una alegría que nunca desapareciera?

--Valora a la persona como un individuo único; da atención a sus ideas y sentimientos.
--Recuerda que Jesús está llegando amorosamente a ellos a través de ti.
--Disfrútalos y ten cuidado:
No juzgues.
Evita decir cosas que los hagan sentirse culpables o peores.
Valida sus sentimientos, pero evita normalizar el suicidio.

2. EVALÚA EL NIVEL DE PELIGRO
La pregunta #6 de la Tarjeta Paseo de Riesgo pregunta abiertamente si tienen pensamientos de terminar su vida. Si la respuesta es sí". Más preguntas deben hacerse:

--¿Has pensado en cómo lo harías?
--¿Lo has intentado antes?
--¿Tienes lo que necesitas para hacerlo?
--¿Cuándo y dónde lo harías?
--¿Quién sería el primero en encontrarte?
--Visualízalos encontrando su cuerpo. ¿Cómo se sentirían?
--¿Qué piensa y siente su familia o personas que lo conocen?

No te preocupes, estas preguntas no aumentarán los pensamientos suicidas de la persona. Décadas de investigación y práctica clínica sugieren que las investigaciones sobre pensamientos suicidas no harán que alguien que considera el suicidio sea más suicida. Preguntar acerca del suicidio es esencial para medir la gravedad del riesgo de suicidio, y también el grado de desesperación.
Además de las respuestas a las preguntas anteriores, hay otras 'banderas rojas' que indican el nivel de peligro, que son:
Inestabilidad o trastornos del estado de ánimo, como ansiedad o depresión, y abuso de sustancias.
Pérdida de: relaciones, salud, trabajo, finanzas, propiedad, desplazamiento.
Intento anterior o antecedentes familiares de suicidio.
Aislamiento: falta de comunidad.
Si una persona ha definido detalles acerca de su suicidio o incluso si tienen muchas banderas rojas, es probable que esté en peligro significativo. Recuerda: ¡Una persona de alto riesgo no debe quedarse sola! Es mejor errar por el lado de la seguridad; quédate con alguien hasta que llegue la ayuda.

3. DAR MEJORES OPCIONES

A. Comunidad que cuida.
Muchas personas que son suicidas están emocionalmente aisladas. Llevarle a la gente cariño y apoyo a su vida les ofrece esperanza. La vida de la iglesia y los grupos de apoyo pueden convertirse en un lugar poderoso para un nuevo comienzo. ¡Invítalos!

B. Nueva Perspectiva.
Las cosas son malas y siempre van a permanecer malas, o eso es lo que piensan las víctimas potenciales. Su punto de vista se ha reducido a donde tienen dificultades para ver la realidad. Han olvidado que hay buenas razones para vivir. Después de que ellos te hayan dicho de su dolor y razones para morir, podrías preguntarles: 'Ahora mismo, ¿puedes pensar en alguna razón por la que debes mantenerte vivo?'. Ayúdales a detallar estas razones.
También puedes ayudarlos en la resolución de problemas. Las nuevas ideas y objetivos les ayudan a enfocarse de manera diferente. Menciona; 'Parece que tus necesidades no se están cumpliendo. ¿Qué crees que tiene que suceder para que esas necesidades comiencen a conocerse?'.
Por supuesto, escuchar el amor de Dios y la nueva vida que Él nos da es el último cambio de perspectiva en la vida. ¡El Evangelio tiene poder para transformar la mente y la emoción como nada más!

C. Apoyo apropiado.
Recuérdales. Suavemente insiste a las personas en peligro que vea a un consejero y en casos graves, contacta a la policía. Comunícale que tú no eres un profesional de la salud mental, pero eres alguien que se preocupa y estás ahí para ayudar. Los sentimientos suicidas necesitan ser tratados a nivel profesional. Sólo profesionales capacitados deben asumir el cuidado de la persona. Esto es muy importante. No intentes hacer demasiado por ti mismo. Bajo ninguna circunstancia debes mantener un 'secreto' que podría causar la muerte de alguien. Ayudarlos a mantener un secreto así los pone en peligro.
Una vez más: No puedes dejar a la persona hasta que el peligro de suicidio haya disminuido o estén en tratamiento.

CONCLUSIÓN
La gente se rinde con las víctimas del suicidio porque su dolor está fuera de sus recursos para hacer frente al dolor. ¡Tú estás allí para ofrecerles algunos recursos con lo que lograrán, no sólo para vivir, sino para encontrar la vida eterna! Los Cristianos tienen mucho que ofrecer. Estudios seculares muestran que la religión puede ser un poderoso recurso contra el suicidio. El punto de vista cristiano es especialmente ventajoso en que creemos:
La vida es un don sagrado, y no ser desechada.
El sufrimiento tiene sentido.
Dios nos ama, tiene un buen plan para nosotros, y nos ofrece ir con nosotros a través de los tiempos más difíciles.
Considera valientemente esto: Si las autoridades sospechan y escuchan lo que realmente estamos haciendo y ven lo mucho que nos importa, ¡sólo podría hacer que busquen maneras de ayudarnos!

Por último, no dudes en recordarle a la posible víctima de suicido esto: El suicidio busca alivio del dolor, pero la terrible realidad es que realmente multiplica el dolor. Ellos mismos pueden 'escapar', pero dejarán atrás a las personas que sufren, algunas incluso profundamente por el resto de sus vidas...

Obtén más material para ayudar a posibles víctimas del suicidio: 
https://alexisrh76.wordpress.com/2017/07/21/suicidio/

Si por la vida se te cruza algún "Isaac", sé un verdadero amigo y ámalo y ayúdalo: Dile que SU VIDA IMPORTA, SU VIDA TE IMPORTA Y LE IMPORTA A DIOS.




Nos leemos, hermanos/as y amigos/as.


Atte.
Alexis "El Broder" Rodríguez
"Ante cualquier situación en la vida, pulgar arriba"

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El Pastor de Japón vs. Los animes del mal

Evangelismo y Subculturas Juveniles